El querido anciano conocido como “Sargento”, fue encontrado sin vida la tarde de este martes al costado del barrio Nueva América de Yunguyo, al costado de la carretera que comunica esta ciudad con Puno.

De acuerdo a testigos, el varón fue atropellado y abandonado por un irresponsable conductor. Por el momento se ha reservado la información sobre las características del vehículo causante.

El hecho se dio cerca a las 3 de la tarde y, todo indica que el varón murió inmediatamente luego del atropello, por las graves lesiones que se pudo apreciar en su cuerpo, especialmente en la cabeza.

Todos lo conocían como Sargento y se ganaba la vida rezando en la cementerio local así como cumpliendo encargos a cambio de algún pago.

Lamentablemente nadie sabe su nombre completo a no ser por su nombre de pila, el cual es Florentino.

El anciano también se dedicaba a ser peón en labores agrícolas y realizaba todo tipo de trabajos. Luego del accidente, un grupo de policías se apersonó al lugar para desarrollar las diligencias correspondientes del levantamiento del cadáver así como el recojo de evidencias que lleven al responsable (partes del faros y otros.)

Posteriormente trasladaron sus restos a la morgue de Yunguyo con el fin de preservarlo para realizar la necropsia correspondiente.

Los vecinos indicaron que no se le conocen más familiares y que el varón andaba solo. No se dedicaba a tomar y era amistoso con todos, indicaron.

Restos. Se informó que, hasta el mediodía de ayer nadie había acudido a la morgue para reconocer el cuerpo y continuar con los trámites para darle sepultura.

Al cierre de edición se informó que el alcalde Hermes Bazán, se comprometió a donar un nicho y que los vecinos juntaron dinero para el cajón y uno de ellos ofreció su casa la velarlo. Ellos actuaron como su familia.

Fuente: Correo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here