Las autoridades de Yunguyo denuncian que efectivos policiales bolivianos en la línea de frontera entre Perú y Bolivia, específicamente en Kasani – Bolivia, están incumpliendo los acuerdos establecidos en una reunión llevada a cabo el 26 de julio en el teatrín municipal de Yunguyo. En dicho encuentro, las autoridades de ambas provincias fronterizas consensuaron puntos importantes para facilitar la llegada de peregrinos a la localidad de Copacabana.

Sin embargo, a pesar de lo acordado, se ha reportado que los policías bolivianos están realizando cobros ilegales a propietarios de vehículos que se dirigen como peregrinos. Los efectivos utilizan diferentes artimañas para sorprender a los conductores y exigirles pagos sin sustento legal. Aunque se estableció que todos los trámites de aduanas y migraciones serían gratuitos para los visitantes que porten solo su DNI, los policías están solicitando requisitos innecesarios y cobrando sumas que oscilan entre cincuenta y doscientos soles.

Las denuncias advierten que estas acciones contravienen lo acordado en la reunión, donde se estableció que los únicos cobros serían de S/.10 soles en el lado peruano y 25 bolivianos para el ingreso a la ciudad de Copacabana. Las autoridades locales de Yunguyo exhortan a cumplir lo acordado y evitar los cobros ilegales que afectan a los peregrinos que se dirigen a Copacabana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here