orazón: los dedos de las manos y de los pies. El mayor problema de la mala circulación es que las células no reciben tanto oxígeno como necesitan. Cuando las células no tienen el oxígeno que necesitan, no pueden funcionar bien”, definen los especialistas de la Clínica Cleveland de EEUU.

Existen otros síntomas para detectar la mala circulación sanguínea como la pesadez en las piernas y pies, hinchazón de tobillos, venas varicosas visibles, vasos superficiales con aspecto de telaraña, color rojo vináceo o azulado, calambres, piel seca en las piernas, dificultad de cicatrización de heridas, entre otras, según los expertos.

¿Qué otras frutas ayudan a mejorar la circulación sanguínea?

La manzanas son frutas que ayudan a mejorar la circulación sanguínea (Imagen ilustrativa Infobae)La manzanas son frutas que ayudan a mejorar la circulación sanguínea (Imagen ilustrativa Infobae)

La frutas que ayudan a mejorar la circulación sanguínea son numerosas. Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH) recomendaron frutas como manzanas, bananas, naranjas, peras, uvas y ciruelas, ya que “mantienen saludable el corazón”, mientras que la OMS llamó a “comer al menos 400 gramos, o cinco porciones de frutas y verduras al día para una alimentación sana”.

Un artículo de la Universidad de Harvard habló específicamente de las manzanas y profundizó: “Una revisión de cinco ensayos clínicos observó los efectos de las frutas en las enfermedades cardiovasculares y encontró una mejora en los parámetros cardiovasculares (disminución de los triglicéridos y el colesterol LDL) con la ingesta de manzanas frescas enteras o manzanas secas, aunque no con jugo de manzana; otro estudio de cohorte que siguió a casi 75.000 hombres y mujeres suecos durante 10 años encontró una asociación significativa: se observó un menor riesgo de accidente cerebrovascular en el grupo con mayor ingesta de manzanas en comparación con el de menor consumo”.

El doctor Alberto Cormillot explicó en una nota en Infobae que existe “un grupo de frutas que son imprescindibles para la salud cardiovascular, ya que gracias a sus mecanismos de acción reducen la presión arterial, los lípidos en sangre, la función de las plaquetas, el estrés oxidativo, la inflamación y disminuyen el riesgo de trombosis y de lesión por isquemia-reperfusión (I/R). En tanto, elevan la función endotelial”.

Estas naranjas, iluminadas por la cálida luz matinal que entra por la ventana, son una deliciosa muestra de frescura y nutrición. Esta fruta jugosa es ideal para una dieta equilibrada. (Imagen ilustrativa Infobae)Estas naranjas, iluminadas por la cálida luz matinal que entra por la ventana, son una deliciosa muestra de frescura y nutrición. Esta fruta jugosa es ideal para una dieta equilibrada. (Imagen ilustrativa Infobae)

En el caso de los cítricos, Cormillot precisó: “Gracias a la presencia de flavonoides, entre los principales beneficios para la salud cardiovascular se encuentran sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, baja y regula los niveles de colesterol malo (LDL), el colesterol total y triglicéridos (LdL ,TG y PA)”.

Y en relación a las uvas y los frutos rojos aportó: “Las uvas son fuente de fibra y resveratrol, lo cual se traduce en propiedad antioxidantes y una disminución del llamado colesterol malo (LDL). Los frutos rojos on fuente de fibra y resveratrol, lo cual se traduce en propiedad antioxidantes y una disminución del llamado colesterol malo (LDL). Cuántas son las porciones recomendadas”.

Los especialistas de Mayo Clinic informaron que la ingesta de jugos “puede ser útil en una alimentación equilibrada”, algo que, a todas luces, colabora con la salud del corazón. Además, estas bebidas “nos pueden ayudar a consumir frutas y verduras si no nos gusta comerlas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here