En el Perú, solo de enero a agosto del 2023, se registraron un total de 42,784 siniestros de tránsito, de los cuales fallecieron 1,518 personas y 28,370 resultaron lesionadas, de acuerdo con la Policía Nacional del Perú. Asimismo, se han cometido 5,054 atropellos, ubicándose en el tercer lugar de las principales causas de siniestralidad.

Conducir un vehículo es una actividad que requiere de responsabilidad y una buena salud visual. Sin embargo, existen diversas enfermedades oculares que pueden representar un riesgo al momento de ponerse al volante. La Dra. Amelia Cerrate, Oftalmóloga de Clínica OftalmoMedic explica sobre las cinco enfermedades oculares de mayor riesgo al conducir:

1. Presbicia y ojo seco: Estas condiciones son comunes en personas mayores de 40 años y pueden afectar la visión de letreros, señales de tránsito, incluso la visión del tablero del vehículo. Además, el ojo seco puede disminuir la calidad de la visión nocturna.

2. Glaucoma avanzado: El glaucoma es una enfermedad que afecta el nervio óptico y puede disminuir el campo visual de manera progresiva. En casos avanzados, esto puede representar un peligro al conducir, ya que no se pueden ver a las personas u objetos que se encuentren en los laterales por la disminución del campo visual. Cabe mecionar que sí pueden ver bien en el campo central, el riesgo son los laterales. 

3.Retinopatía diabética complicada: Las personas que sufren de diabetes pueden desarrollar complicaciones en la retina, lo cual puede afectar la visión central y periférica. Esto puede dificultar la identificación de objetos y personas al conducir.

4.Cataratas: Las cataratas consisten en la opacidad del cristalino, lo que provoca una disminución de la visión, ven como nublado o borroso, presentan problemas para identificar los colores con nitidez, sienten que las luces brillan demasiado. Esta condición puede dificultar la percepción de señales de tránsito y objetos en la vía, sobre todo en la noche.

5. Visión monocular: La visión monocular se refiere a la pérdida de visión en uno de los ojos, ya sea por un trauma o por la falta de lentes correctores. Esto puede afectar la estereopsis, percepción de la profundidad y aumentar el riesgo de accidentes.

No obstante, es posible manejar si usamos los lentes adecuados y seguimos las indicaciones del médico ya sea con un tratamiento o cirugía.

Es fundamental tomar medidas de prevención para evitar accidentes relacionados con enfermedades oculares al conducir. La especialista brinda las siguientes recomendaciones:

  • Realizarse un examen oftalmológico completo que incluya agudeza visual, campos visuales, test de colores y test de profundidad, desde el inicio de la obtención de la licencia de conducir.
  • Asistir a controles periódicos con un especialista, al menos una vez al año, para asegurarse de utilizar los lentes adecuados en caso de cambios en la medida y evitar que la enfermedad ocular avance.
  • Realizarse exámenes médicos oculares en lugares seguros, preferiblemente con médicos oftalmólogos o personal de salud capacitado.

“La salud ocular de las personas es fundamental en la prevención de accidentes de tránsito. Mi recomendación es que todas las personas que deseen obtener o renovar su licencia de conducir se realicen un examen oftalmológico completo para garantizar su seguridad y la de los demás en las vías. Llevar a su familia con responsabilidad mientras conduce su vehículo”, remarcó la oftalmóloga Amelia Cerrate.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here