El descenso de la temperatura comenzó a causar estragos en el altiplano. Al hospital Manuel Núñez Butrón de Puno, cinco de cada siete menores de edad, que acuden para recibir tratamiento, asisten para someterse a nebulización por obstrucción en las vías respiratorias, por el intenso frío.

La situación es mucho más dramática en centros de salud de la periferia, donde ocho de cada 10 menores de cinco años tienen problemas de salud por la ola de frío que afecta a esta parte del país.

El titular del Senamhi en Puno, Sixto Flores, aseguró que en zonas altas la temperatura descenderá hasta 22 grados bajo cero, sobre todo en Mazocruz, Ilave. En Puno y Juliaca, oscilará entre menos 4 y menos 14 grados en la madrugada.

Desde la Dirección Regional de Salud de Puno, informó que enviarán brigadas de médicos a las localidades más alejadas para inmunizar a la población, en especial a niños y ancianos, por ser más.

Fuente: La República.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here