Luego de seis meses de arduo esfuerzo y preparación, ocho jóvenes de Puno, hijos de cafetaleros de la provincia de Sandia, lograron la certificación internacional de catadores Q Arábica Grader, otorgada por el Instituto de Calidad del Café (Coffee Quality Institute, CQI) mediante la Escuela de Cafés Especiales (Ecafé).

El título Q Arábica Grader es el grado más alto ofrecido para profesionales catadores dedicados al control de calidad de café arábica, especie que más se cultiva en el mundo y también en nuestro país.

Su obtención fue promovida y financiada por la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) en alianza con la Central de Cooperativas Agrarias Cafetaleras de los Valles de Sandia (Cecovasa) y la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (Wildlife Conservation Society, WCS).

En la etapa final rumbo a la certificación, participaron 12 personas, que durante seis días de entrenamiento realizaron 19 exámenes rigurosos. De ellos, pasaron las pruebas ocho jóvenes de los distritos cafetaleros de San Pedro de Putina Punco, Alto Inambari y San Juan del Oro.

Kit Kenedy Paye Sullca, Elvis Yanapa Cruz, Cristhian Vilca Apaza, Yaneth Yucra Limahuaya, Deysi Katya Apaza López, Mercy Sonali Esquivel Santi, Marcos Alfredo Colque Cárdenas y Laydi Maricielo Ramos Toque se suman así al rubro cafetalero y se convierten en exponentes del recambio generacional en este sector, que responde siempre a las tendencias del mercado internacional.

Para todo el proceso previo de formación de catadoras y catadores se contó con la capacitación y entrenamiento de los instructores Miguel Conco Sosa, Richard Velásquez y Edwin Quea, así como el equipo de Asociatividad de Devida en las etapas básica, intermedia y avanzada, que luego permitió la certificación.

Los nuevos profesionales impulsarán la producción, transformación, consumo y control de calidad para identificar los mejores sabores y aromas de los cafés especiales de la Amazonía puneña como una apuesta por el desarrollo alternativo y la mejora de la economía sostenible de las familias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here