A iniciativa de la Conferencia Episcopal Peruana y la Prelatura de Juli se ha decidido aperturar una casa de acogida para víctimas de la trata de personas y migrantes en situación de vulnerabilidad en la región de Puno. Fray Vicente Inhof Michael, responsable de la ONG ‘Red Kausay’, dijo que estos ambientes están ubicados en el distrito de Zepita de la provincia de Chucuito.

Explicó que estos ambientes han sido acondicionados, implementados y habilitados gracias a un financiamiento del Alto Comisionado de las Naciones Unidas Para los Refugiados – ACNUR. Cabe precisar que este bien inmueble es de propiedad de la prelatura de Juli.

Fray Vicente Inhof, recordó que la asistencia de las víctimas de trata de personas y migrantes en situaciones de vulnerabilidad estará a cargo de las diferentes organizaciones no gubernamentales como es la ‘Red Kausay’. Las personas podrán permanecer hasta dos noches y dos días, además podrá albergar a 4 hombres, 4 mujeres y una pequeña familia.

Inhof Michael, recordó que esta casa será inaugurada el jueves de la presente semana, la ceremonia estará presidida por el obispo de la prelatura de Juli, monseñor Ciro Quispe López; también participaran delegaciones del Alto Comisionado de las Naciones Unidas Para los Refugiados de Lima y Tacna, representantes de Caritas del Perú; además de otras instituciones no gubernamentales, no sólo de Perú, sino también del vecino país de Bolivia.

Fuente: Onda Azul.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here