Hasta la semana pasada, las denuncias penales en contra de la gestión del exgobernador regional de Puno, Juan Luque Mamani, sumaron 41, pero en el transcurso de los días serán 43 y a fin de mes, el número continuará incrementándose.

En la proyección del procurador público del Gobierno Regional de Puno, Gustavo López Llanos, el número crecerá en la medida que se vaya investigando e informando sobre la situación de distintos proyectos.

En el inicio de la presente semana, dos nuevas denuncias han surgido en contra de dos exfuncionarias, por el delito de omisión de funciones y ocultamiento de información.

El funcionario citó como ejemplo, la pérdida de la memoria de las cámaras de seguridad del Almacén Central. “Esta es una situación grave, porque no se tiene el testimonio del material que entra y sale”, comentó.

Pero, en realidad, esta es la punta del iceberg, puesto que, los considerados megaproyectos o megaobras también están en la mira y de acuerdo a un análisis previo, se estarán emprendiendo acciones penales. “Estamos reuniendo información fehaciente, porque no queremos que nuestras denuncias se archiven”, manifestó el procurador.

En este “bloque” de denuncias, están contempladas irregularidades en obras como el hospital Materno Infantil de la ciudad de Juliaca, la carretera Sina – Yanahuaya, que involucra a las provincias de Sandia, San Antonio de Putina y Huancané.

López Llanos, también indicó que se están realizando coordinaciones para buscar resolver el contrato con la empresa ICCGSA, encargada del mantenimiento de varias vías de la zona norte. “No están haciendo su trabajo”, arguyó.

Lo cierto es que, la mencionada compañía ha estado vinculada a la cuestionada Odebrecht.

Fuente: Correo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here