De manera contundente se acata el primer día de paro de 48 horas convocado por las diferentes organizaciones sociales de Juliaca, en la región Puno, en respaldo a los agricultores del Valle de Tambo que rechazan el proyecto minero Tía María.

La medida de lucha también se acata contra las concesiones mineras en general que se desarrollan en el sur del país. En opinión de los dirigentes estos proyectos no contribuyen al desarrollo de las zonas donde operan y solo se llevan sus recursos naturales. Además cuestionan que su aporte en impuestos sea mínimo en relación a otros países.

Desde primeras horas de hoy se bloquearon todos los accesos de ingreso a la ciudad. Piquetes de manifestantes se mantuvieron en estos lugares hasta donde llega la policía para intentar replegar a quienes realizan estás acciones y limpiar las vías.

Los establecimientos comerciales estuvieron cerrados, el transporte público está restringido y las actividades académicas en las instituciones educativas estatales se suspende por falta de movilidad. La UGEL San Román dejó a disposición de los directores la suspensión de labores.

A la paralización se plegaron dirigentes del Sutep, los pobladores de Chilla y las rondas campesinas. Con esto las protestas han ganado mayor contundencia. Cabe mencionar que solo por hoy los regantes de Asillo y Progreso se suman a esta paralización.

A pesar de esto algunos ciudadanos y dirigentes han cuestionado que en la plataforma de lucha no se incluya protestas contra el alcalde de San Román, David Sucacahua, y el gobernador regional, Walter Aduviri. Estos, a siete meses se gestión, tienen serios cuestionamientos por presuntas irregularidades en sus gestiones y falta de ejecución de obras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here