Cerca a las 7 de la noche de hoy, personal de la Subgerencia de Actividades Económicas, Por denuncias de los vecinos intervino una cantina clandestina que funcionaba con la fachada de tienda de abarrotes en el Jr. Primero de Mayo con la dirección 525.

En el interior se encontró a cerca de una docena de parroquianos que bebían licor en un espacio ubicado en la trastienda dividido en dos pisos.

En la intervención tambien estuvieron presentes efectivos de la policía quienes sometieron a los intervenidos a control de identidad. En tanto, los propietarios del negocio, fueron sancionados con una multa de una 1 UIT, pues solo tenían permiso para bodega.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here