Elmer Muñoz fue un pequeño que se robó el corazón de todo el que lo conoció, con sus travesuras en el hospital y su centro educativo. Lamentablemente, médicos certificaron su muerte tras luchar por cinco años contra el síndrome nefrótico cortico-resistente. Una patología renal que no le permitía desempeñarse como un niño de su edad debido a que tenía que seguir una dieta estricta y varios cuidados.

El caso del menor fue revelado en abril de este año a través de las redes sociales. Sus padres emprendieron un largo viaje desde la comunidad campesina de Coror, distrito de Huanoquite de la provincia de Paruro, en busca de atención para su hijo.

Tras la difusión de su caso, varios pobladores cusqueños apoyaron con dinero, medicamentos y ropa para que Elmer continúe con su tratamiento. El menor permanecía internado en el hospital Antonio Lorena.

Sin embargo, se produjeron bastantes complicaciones determinándose su traslado hacia el Hospital Regional de Cusco. En dicho nosocomio el pequeño conquistó los corazón de todo personal médico que lo atendió. Él será recordado como un niño ocurrente y con muchas ganas de vivir. Además, le gustaba cuestionar el horario en que se le suministraba sus medicamentos o cuando simulaba leer su historial médico.

Elmer también fue trasladado hasta el Hospital del Niño en Lima para recibir algunos tratamientos. Luego se dispuso su internamiento en Cusco. Lamentablemente, el pequeño recayó y fue ingresado de emergencia el último domingo, su estado de salud se tornó crítico y falleció.

Una de las más afectadas con su partida es la maestra de Elmer. Ella le escribió varias palabras emotivas.

“Mi niño, ayer partiste tras una larga lucha, pero valiente, muy valiente hasta el final. Ya no tendremos tus escondidas, tus juegos, tus correteos, tus ocurrencias mi munay rimaysapacha”, señaló”, son algunos de los versos dedicados al pequeño Elmer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here