La familia de una menor de tan solo seis años, víctima de violación, no puede encontrar paz. Recientemente su agresor sexual, identificado como Cristhian Huamán Salón, fue condenado a cadena perpetua por cometer este atroz acto. Sin embargo, el sujeto se encuentra prófugo de la justicia, luego que en agosto pasado lo excarcelaran.

A pesar de las pruebas que lo delataban, Huamán Salón fue liberado en agosto por exceso de carcelería tras culminar la prisión preventiva de 13 meses que pesaba en su contra. El proceso para su sentencia demoró mucho.

El aberrante hecho ocurrió el pasado 16 de julio del 2018 en la comunidad de Santoato, distrito de Echarati, provincia de La Convención en Cusco. Aquel día en la institución educativa Santoato en Kiteni, se realizaba una actividad a la que asistieron los padres de familia, entre ellos Cristhian Huamán Salón, quien aprovechó que la niña dormía para ultrajarla sexualmente. En un descuido del sujeto, la infante logró escapar aún desnuda. Algunos testigos vieron a la niña desnuda mientras huía de su abusador.

La víctima, que tenía por ese entonces 5 años, tuvo que afrontar un largo proceso de recuperación que incluyeron varios meses de hospitalización y dos operaciones reconstructivas, luego de los graves daños físicos que le provocó el agresor.

La familia exige la pronta captura del hombre. Sus padres tuvieron que afrontar una lucha intensa con la justicia y las condiciones económicas en contra. A pesar de ello, nunca desmayaron y el padre juró que no descansará hasta lograr que se aplique la máxima pena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here