Dolor, llanto y desesperación se vive entre los parientes de más de 20 personas que siguen desaparecidos en el río Inambari tras el naufragio de una canoa, ocurrido la tarde del último viernes.

Las brigadas de búsqueda, hasta el cierre de esta nota, hallaron dos cadáveres, sumando 4 los cuerpos inertes rescatados que ya vienen siendo velados por sus familiares para darles cristiana sepultura.

El accidente ocurrió al promediar las 5:00 de la tarde de este viernes cuando la nave, conocida como ‘peke peke’, se volteó debido a la crecida del caudal del afluente. El navío había partido de la zona conocida como Boca San Gabán rumbo a Puerto Manoa, donde se registró el siniestro.

Luego de la tragedia, en las labores de rescate participan policías, trabajadores de los municipios distritales de Ayapata y San Gabán, pobladores y parientes de los desaparecidos.

Los familiares, piden a las autoridades regionales y del nivel central, enviar helicópteros y personal experto de la Marina. “Estamos realizando arduo trabajo, tratando de recuperar a los desaparecidos. Necesitamos equipos de rescate y personal experto”, señaló el teniente gobernador de Puerto Manoa.

Los brigadistas rescataron ayer los cuerpos de Apolinario Enríquez Estofanero (73) y Yolanda Ramos Chambilla (42). El sábado hallaron los cadáveres de Felimón Enríquez Ruiz (43) e Hilda Condori Condori (38).

El secretario técnico de Defensa Civil del distrito de Ayapata, Régulo Aracayo Valencia, refirió que hasta el momento no llegaron autoridades de nivel provincial, regional, ni central, causando malestar entre los parientes de los desaparecidos y pobladores.

“Solamente los municipios distritales de Ayapata y San Gabán están corriendo con los gastos que origina la búsqueda como alimentación, combustible, alquiler de canoas y otros. Necesitamos la presencia de autoridades de la provincia, región y el país, refirió.

El operador de la siniestrada canoa, Hugo Arocutipa, está dentro de los desaparecidos. Pero al decir de algunos pobladores estaría vivo, escondiéndose para evadir su responsabilidad de esta tragedia. Mientras tanto continúa la incertidumbre en los pobladores que han perdido a sus seres queridos. Ellos tienen la esperanza de encontrarlos vivos.

Fuente: Correo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here