Pompeyo Fernández Coronado (72) fue encontrado muerto la mañana de ayer con una soga en el cuello, con la cual lo habrían victimado. Estaba recostado debajo de un árbol en la calle 28 de Julio del pueblo Semirrural Pachacútec, distrito de Cerro Colorado.

La alerta la dio un trabajador de Sedapar, que realizaba la revisión de los medidores en el sector. Efectivos de la comisaría de Mariscal Castilla acudieron al lugar para certificar que el anciano estaba sin vida.

El cuerpo tenía una soga atada al cuello, lo que hace presumir que habría sido estrangulado. Las cámaras de vigilancia de una empresa ubicada en el sector detectaron que, la noche del martes casi a la medianoche, Pompeyo Fernández fue cargado por otros tres sujetos, quienes lo dejaron debajo del árbol.

Los desconocidos habrían aprovechado que el lugar es zona industrial, por donde no transita casi ninguna persona a pie, para dejar el cuerpo del anciano. Este no habría sido encontrado si el trabajador de Sedapar no hubiera buscado el medidor en el lugar.

Los peritos de criminalística recogieron el cadáver que fue identificado horas después. Fue llevado a la morgue para realizar las investigaciones.

Fuente: Correo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here